La luz de Aitana inunda Zaragoza de reivindicación y de apostar por el amor propio

Aitana dio en Zaragoza el concierto más multitudinario de Aragón desde la pandemia y el primero que requería el pasaporte Covid.

Ni la oscuridad del Pabellón Príncipe Felipe pudo con la luz propia de Aitana y con el sentimiento de su público. Como las ’11 razones’ que dan título a su segundo álbum, podríamos dar tantos motivos como canciones componen su disco para disfrutar de su música en directo, pero nos quedamos con una: entrega.

Bajo su sombra, se esconde una evolución, madurez e interpretación inigualable de la catalana digna de reconocer y de sentir. Con todo vendido y ante 6.500 asistentes, Aitana dio en Zaragoza el concierto más multitudinario de Aragón desde la pandemia, y el primero que requería el pasaporte Covid. Aun así, ella y su banda pueden con todo.

Todo servía como consejo y como grito por demostrar la valía y la necesidad del amor propio, Aitana comenzó su concierto dándonos sus ’11 razones’ para continuar con el empoderamiento de ‘Cuando te fuiste’. El ‘Corazón sin vida’ que comparte junto a Sebastián Yatra levantó los primeros suspiros de emoción (y alguna que otra mirada de amor).

También hubo hueco para las canciones que la llevaron a lo más alto con su primer disco. Los asistentes se vinieron arriba con el tono de llamada de ese ‘Teléfono’, que acumula más de 102 millones de visitas en YouTube, con la liberación de ‘Mejor que tú’ y la implicación emocional de ‘Vas a quedarte’ o ‘Con la miel en los labios’.

Valores reforzados y emociones a flor de piel

Aprovechando su altavoz, su influencia e inspirándose en la realidad de miles de mujeres, Aitana entonó ‘Ni una más’ junto el grito empoderado del público. Los niños, niñas y adolescentes que no quisieron perderse el concierto se hicieron notar con sus bailes tan especiales como tiernos de TikTok con ‘Berlín’, el primer adelanto de su próximo disco.

Tal y como Aitana quiso aclarar, la música va de sentir y de disfrutar. Y qué mejor forma de dejarse llevar que con sus colaboraciones de estos últimos años. La frescura de ‘Mándame un audio’, la historia que se esconde tras ‘Si tú la quieres’ o el desamor de ‘Presiento’ o ‘Más de lo que aposté’, así como el desfase total del éxito total de ‘Tu foto del DNI’, que comparte con su mejor amigo de la infancia Marmi.

El encuentro entre la artista y su público se fue acercando al fin con una de las grandes canciones de este 2021 (que de hecho ya ha entrado en el TOP 50 Mundial), y es ese dúo junto a Zzoilo, ‘Mon amour’. El broche final lo puso con ese ‘+’ que tantos recuerdos levanta y que fue el principio de lo que prometía ser un disco rompedor.

Zaragoza tiene una razón más para declarar el 26 de noviembre como un día especial y como un reconocimiento a la música en directo. Sin ser desde la torre Eiffel, a nosotros también nos pareces increíble.