Las mujeres en las discotecas ¿consumidoras o producto?

Numerosas discotecas utilizan a las mujeres como objeto de atracción y reclamo masculino. Lo que no se lee en letra pequeña, es que el «beneficio» de que las chicas tengan entrada libre es que son el producto principal de la oferta.

La esencia de la fiesta se basa en la relación social entre los jóvenes, pero ¿a qué precio?

Últimamente se suele escuchar que la generación millenial ha estipulado salir de fiesta cómo algo esencial en la vida joven. Se ha racionalizado la fiesta en sí cómo algo que cualquier joven busca; o al menos, la gran mayoría.

Pero muchos establecimientos, destinados a ese tipo de consumo joven, sigue unos ideales muy específicos. Estos lo demuestran con ofertas “impresionantes”. Pero ¿qué tipo de reclamo utilizan las discotecas?

El tipo de ofertas a las que me refiero es aquella en la que las mujeres tienen “el beneficio” de una entrada gratis, mientras que los hombres deben pagar la suya. El hecho de entrar gratis puede parecer un privilegio. En realidad, perpetúa la situación femenina como objeto sexual y de consumo masculino.

Esto se explica de una manera muy obvia: todo el mundo quiere una discoteca llena. Por consiguiente, nadie va a entrar en una discoteca sin ambiente. Éste lo consiguen con ofertas que pocos se pueden permitir rechazar. ¿Quién va a preferir pagar 15, 17 o 20 euros en la entrada de una discoteca, pudiendo entrar en otra gratis? Con ello, utilizan la psicología y el objetivo social. Atraen a un determinado tipo de público (ligado a la cultura patriarcal de dominación); que van con una finalidad clara: “salir a cazar”.

Lo irónico del término, es que la gran mayoría de los hombres han pensado cosas como :“Qué cara tienen las chicas, que no pagan entrada”; o “¿No quieren ser iguales? Pues que paguen”. En la época adolescente, esos pensamientos han pasado por la cabeza de cualquier chico. Según la edad va a avanzando, las mujeres se van desalienando; con ello se da la plena consciencia de lo que en realidad conlleva implícito ese beneficio de “entrar gratis”.  Pero que, hasta ese entonces, se seguía consumiendo.

Toda mujer debería tener muy claro un concepto: chicas, nada es gratis; si no pagas un servicio, o en este caso, un producto, tal vez el producto en sí seas tú.

Con todo este proceso, estas empresas utilizan a la mujer, sí, UTILIZAN; pues la gran demanda de la oferta referida a la entrada gratuita femenina sólo está enfocada a un fin: el reclamo masculino. Esta situación es un ejemplo de las desigualdades de género que se suelen pasar por alto, y que están normalizadas en nuestra sociedad.

4 pensamientos sobre “Las mujeres en las discotecas ¿consumidoras o producto?

  1. Muy bueno el articulo, es verdad lo que Enel se dice y también una vergüenza que esto siga siendo así, así que chicas si es gratis no entres, tenemos que ser las primeras en acabar con esto.

  2. Muy bueno el articulo, es verdad lo que en el se dice y también una vergüenza que esto siga siendo así, así que chicas si es gratis no entres, tenemos que ser las primeras en acabar con esto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *