Mens sana in corpore sano

Aunque la salud y el cuidado del cuerpo siempre han sido temas muy populares, el interés por la salud está creciendo cada vez más. Este interés se refleja de diferentes maneras en nuestra sociedad, desde el auge de los alimentos orgánicos, hasta las aplicaciones que ayudan a comer sano. Sigue leyendo para descubrir términos como realfooding, probióticos o Yuka.

Desde hace algunos años han proliferado los supermercados de comida sana, organica o biológica, o en su defecto, secciones dedicadas a este tipo de alimentos en los supermercados. Esto se debe en gran parte a la creciente preocupación, o mejor dicho, interés en saber qué comemos y en cuidarnos.

Una de las señales más claras de este cambio en los cambios alimenticios son las numerosas cuentas en redes sociales en las que diferentes foodfluencers aconsejan e informan a sus seguidores sobre como mantener una alimentación y un estilo de vida más saludables. Uno de los más célebres en España es Carlos Ríos y su filosofía real fooding. Gracias a este tipo de cuentas, la gente cada vez está más concienciada a cerca de lo que come y ésto ha causado también un cambio en los productos ofrecidos por los gigantes de la industria de la alimentación.

De hecho, cada vez abundan más productos con efectos positivos sobre la salud o cuyo ingrediente estrella es un super alimento. Otra de las grandes tendencias es la de los probióticos; alimentos que contienen bacterias que aportan beneficios para el organismo. Cuando dichas bacterias llegan al intestino, éstas siguen vivas y en actividad, causando efectos positivos en la persona. Uno de los probióticos más clásicos es el yogur de toda la vida, pero con el auge de la alimentación saludable han llegado a nuestros supermercados otros productos menos conocidos.  Algunos ejemplos son: la kombucha, una bebida fermentada de ligeramente ácida obtenida a base de té fermentado por la acción de bacterias, o el Kéfir, una bebida tamén fermentada pero cuya base es la leche.  Pero no es oro todo lo que reluce, esta preocupación de la gente por comer sano, ha llevado tambien a encontrar una gran variedad de productos cuyo aspecto puede llevar a pensar que son mas saludables de lo que realmente son.

A raíz de esto, han proliferado diferentes aplicaciones que nos ayudan a navegar entre la gran variedad de productos que inundan las baldas de los supermercados.  Una de las mas populares en Europa, y sobre todo en Francia, es Yuka. Una aplicación que te permite saber si los alimentos y los cosméticos que consumimos son buenos o no, teniendo en cuenta su composición. Además, esta aplicación te sugiere alternativas para aquellos productos que no considera saludables. En España hace poco se ha lanzado una aplicacion similar llamada My Real Food, que como su propio nombre indica gira exclusivamente en torno a la alimentacion e incluye también grupos en los que sus usuarios pueden intercamiar recetas, consejos, recomendaciones etc. Este tipo de aplicaciones han tenido mucho éxito ya que resultan útiles a la hora de mejorar nuestros habitos de consumo, pero como suele suceder en estos casos, también detractores que alegan que pueden agravar o alentar trastornos alimenticios e incluso pilotar el consumo hacia ciertos productos o marcas en detrimento de otras. Y tú ¿Qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *