Bienvenido, Mister VAR

SERGIO PÉREZ (REUTERS)

SERGIO PÉREZ (REUTERS)

Tras el mundial, el videoarbitraje o VAR debutó en España con buenas sensaciones y un gran comienzo. Las próximas pruebas, en la La Liga.

Las pruebas terminaron. Las vacaciones en el planeta fútbol acaban. Tras un periodo de incertidumbre sobre su funcionamiento y cómo afectará al ritmo de juego, el VAR llega a España.

Durante el pasado Mundial de Rusia, el VAR (Video Assistant Referee) fue el gran protagonista de la edición. Es la herramienta de referencia para brindar justicia en el fútbol. A pesar de la opinión de sus detractores, ya mostró su efectividad durante la competición.

Y esta temporada se estrena en España. Tras el periodo de prueba y formación, la gran prueba llegó el pasado domingo 12 de agosto, durante la Supercopa de España.  El partido partía no exento de polémica, tras la decisión de disputarse por primera vez fuera de España y a partido único. Además, sería la primera vez de esta nueva herramienta, que no tardó en aparecer.

En los diez primeros minutos, Sarabia anotaba el primer gol del partido. El primero revisado por videoarbitraje. El tanto anulado por el línea fue validado por el colegiado Del Cerro Grande. En cuestión de segundos se confirmó la posición correcta y el tanto subió al marcador. Sin embargo, no fue su única actuación. Cerca del descanso el tanto de Gerard Piqué fue sometido a revisión. En esta ocasión hubo menos dudas para concederlo.

Hasta ahora, se cumplen los principios del VAR: máximo beneficio y mínima intervención. En este partido se aplicaron en dos casos manifiestos y causando la menor injerencia posible en el juego: goles y penaltis. No cabe ninguna duda que la justicia ha llegado al fútbol.

Sin embargo, este primer éxito solo sirve para demostrar la coexistencia entre justicia en el fútbol y el buen juego. Es importante recordar al aficionado medio que el VAR se usará en contadas ocasiones, no en cada jugada polémica. Es fácil solicitarlo cuando beneficia a tu equipo o quejarse del mismo en caso de salir perjudicado. Pero no cabe duda que todavía le queda un largo recorrido.

Solo queda esperar a que, con el tiempo, el VAR se convierta en un instrumento fundamental más para el conjunto arbitral, perfectamente implementado en todas las competiciones. Toca esperar para verlo en la Copa del Rey o en la Champions League, pero, sin duda, ayudará a eliminar todas aquellas polémicas. Al menos, eso se espera.