El fenómeno OT ha hecho que Eurovisión esté ganando nuevos adeptos, y nada me hace más ilusión como eurofan. ¿Eres tú uno de ellos? Lee esta guía y te convertirás en un auténtico experto en menos que canta un gallo.

Más de 60 años en antena

Quien iba a decirle a Marcel Bezençon, creador del formato, que su idea tendría tanta trascendencia. ¡Si el pobre solo quería unir a los países europeos divididos tras la Segunda Guerra Mundial! Ay, Marcelino. Newton tampoco decidió que le cayese una manzana en la cabeza y mira. Serendipias de la vida.

El 24 de mayo de 1956 Lugano veía a Lys Assia ganar con su canción “Refrain”. Desde entonces ya van 62 ediciones y un Record Guinness al espectáculo musical más duradero de la televisión.

 

¿Cómo va el tema?

Eurovisión lo organiza la UER (Unión Europea de Radiodifusión) junto a la televisión del país ganador de la edición anterior. Esta es una asociación de televisiones y radios públicas del Área de Radiodifusión Europea (abarcando esta Europa, la Cuenca del Mediterráneo y Asia Occidental) cuyo objetivo fundamental es potenciar el intercambio de contenidos multimedia.

Todos los países que son miembros activos de esta tienen derecho a participar. Por eso países como Israel o Azerbaiyán entran en la competición. Y por eso Reino Unido va a seguir a pesar del resultado del referéndum sobre el Brexit

Australia es un miembro asociado de la UER, pero fue invitado a participar en 2015 con motivo del 60 aniversario. Se decidió que así fuese para premiar su fidelidad al festival, que llevaban emitiendo desde 1983. Tal fue el éxito de “Guy Sebastian” con “Tonight Again” que el año siguiente se hizo fija su participación. El único inconveniente es que tiene que enfrentarse a a las semifinales.

 

¿Semifinales? 

No te asustes, querido lector. Es normal que no te hayas enterado hasta ahora por una sencilla razón: España pasa directa a la final. También lo hacen Reino Unido, Italia, Alemania, Francia y el país anfitrión.

¿Qué por qué pasamos? Te daré una pista: según Quevedo era un poderoso caballero. Vamos, que pasamos porque somos de los que más dinero para organizar ponemos. También se premia nuestra fidelidad (participamos ininterrumpidamente desde 1961, y países como Alemania desde 1956).

 

Mecánica de las galas

Cada edición está compuesta por tres galas: dos semifinales y la gran final, a la que solo llegan 26 países. En consecuencia, solo los diez primeros clasificados de cada semifinal pueden optar a llevarse el trofeo a casa.

El poder de decisión reside en los espectadores y en los jurados profesionales de cada país. Cada parte de la votación vale un 50 %, y cada nación otorga puntos a los 10 países más votados de cada fase.

Los resultados de los jurados se calculan sumando los resultados de los rankings que cada miembro hace. El resultado final se hace sumando el total de puntos del jurado y del televoto obtenidos por cada país. Las puntuaciones que se otorgan van del 1 al 12 (exceptuando el 9 y el 11), siendo 12 la más alta.

Las semifinales carecen de una secuencia de votación (solo se anuncian los 10 finalistas al acabar la gala). Por el contrario, la final tiene 2 fases diferentes: las votaciones de los jurados y la secuencia del televoto. Para descubrir los votos de los jurados se llama al portavoz de cada país por videoconferencia. Posteriormente los presentadores anuncian los resultados del televoto de menor a mayor puntuación.

Una curiosidad: hasta 2015 se usó un sistema de votación donde cada país presentaba un solo set de puntos, pero el resultado era muy predecible. En 2016 la UER decidió implantar el sistema actual para dar más emoción a las votaciones.

 

Qué sí y qué no

Que hayamos visto horteradas como el Chiki – Chiki o el Pavo Dustin no significa que no haya unas normas. Las canciones no pueden durar más de 3 minutos, y al escenario pueden subir un máximo de 6 personas. Los animales además están prohibidos.

La pista musical de fondo debe ser pregrabada, al contrario que las voces, que deben ser en riguroso directo. Esto significa que por desgracia Alfred y Amaia no podrán tocar ni el piano ni la guitarra en su actuación, y que si lo hacen, fingirán.

Como me ha ocupado poco este apartado voy a resolver una duda sobre la que seguramente tu mente siga disertando: Dustin el Pavo era una marioneta. ¿A qué ahora vas a dormir mejor?

 

Curiosidades eurovisivas: palmarés, países en declive y países emergentes y artistas famosos en el festival.

Irlanda es el país que más veces ha ganado. A pesar de tener siete victorias, tres de ellas consecutivas (1992 – 1994), los Irlandeses no tienen nada que envidiar a los Suecos. Y es que estos han ganado seis veces la competición con artistas de tanto renombre como Mans Zelmerlow en 2015, Loreen en 2012 o ABBA en 1974. De cerca les siguen Francia, Luxemburgo y Reino Unido, con cinco triunfos cada uno.

Si decides hacerte eurofan tendrás que enfrentarte al desprestigio que tiene este evento, pero siempre podrás devolvérselo argumentando que por él han pasado artistas tan famosos como Céline Dion y Katrina and The Waves (que se llevaron además el trofeo a casa) o Bonnie Tyler, que no tuvo tanta suerte y quedó decimonovena con “Believe in Me” en 2013.

En los últimos años han destacado países como Francia o Bulgaria, que pasó de no clasificarse a quedar cuarta en 2016 y segunda el año pasado. Los países nórdicos (especialmente Suecia, Noruega y Dinamarca) también son buenos en la asignatura.

Fuera de la zona de peligro establecida por Blanche el año pasado podemos incluir a países como Reino Unido o Irlanda.  Y es que sus momentos de gloria se acabaron cuando acabaron los años 90.  Los países Balcánicos también se han ganado en los últimos años un puesto en esta categoría.

 

Diccionario de la RAFE (Real academia de Frikis de Eurovisión)

Todos los mundos frikis tienen su terminología, y nosotros no íbamos a ser menos. A continuación te dejo algunos de los conceptos más importantes del mundillo ¡Estúdialos bien, que entran en el examen del 12 de mayo!

Jon Ola Sand: es el Supervisor Ejecutivo de la UER. Se encarga además de controlar el proceso de organización y celebración del evento para que todo salga bien y comprueba que los votos se han recontado de forma justa. En resumen, este simpático noruego es sin duda el que “parte el bacalao” (este año nunca mejor dicho).

Green Room: es el lugar donde los artistas descansan y ven las actuaciones de sus compañeros cuando finalizan la suya. También esperan aquí los resultados mientras calman su ansiedad con una copita de Champán.

Preparties: son las fiestas eurovisivas donde los eurofans nos dejamos la voz a grito pelado y logramos hacer gallos que ni Manel Navarro. Ah, se me olvidaba decirte que antes de esto vemos actuar a algunos de los artistas de la edición que promocionan su candidatura.

Euroweek: es la semana más feliz del año para cualquier eurofan. Comienza un domingo con la alfombra roja del festival y finaliza el domingo siguiente con la resaca post – eurovisiva (figurada o real). En ella se celebran además las dos semifinales y la gran final.

Interval acts: son las actuaciones que se hacen durante las galas para entretener al público mientras que los votos se recuentan y hasta que se pueden revelar los resultados.

Rehearshalls: son los ensayos que cada país realiza antes de las galas en directo sobre el escenario del lugar del evento. Cada país tiene derecho a realizar 2 ensayos aislados de 30 minutos de duración. Después de cada uno se va a la “Viewing Room” para observar la grabación del mismo, analizarla y sugerir mejoras. Además, dispone de 3 ensayos más de tres minutos de duración, los que se realizan en los ensayos generales de cada gala.

“Big Five”: Nombre que se le da al grupo de países que pasan directamente a la gran final.

 

Entonces ¿Qué es Eurovisión?

Ya tenemos suficiente confianza, así que permite que te cuente un secreto: Eurovisión no es solo todo lo que aquí he expuesto. Eurovisión es también música y unión. Es conocer 43 artistas nuevos cada año, disfrutar con lo que quieren contarte y emocionarte. Es sentir el poder de la música y conocer a personas que pueden cambiar tu vida a través de él. Tendrá influencias políticas, pero yo tengo claro que con todo lo anterior lo de menos es la posición. Tengo claro que quiero gritar alto y fuerte que soy eurofan y que serlo es una de las cosas que más feliz me hace. ¿Y tú?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *