Groceries in eco bag. Eco natural bag with fruits and vegetables. Zero waste food shopping. Plastic free items. reuse, reduce, recycle. Wooden rustic board. Top view.

77 campos de fútbol llenos de comida. Esa es la cantidad de comida que se tira cada año en España a la basura. Cerca de 8 millones de toneladas de alimentos que, la mayoría de las veces, están en perfecto estado. Las familias en sus casas, restaurantes, supermercados…generan desperdicios que además, contaminan el medio ambiente. Es por este motivo por el que nacen iniciativas que le declaran la guerra al despilfarro de comida, como ‘To Good To Go’ (Perfecto para llevar) y ‘Nice To Eat You’ (Encantado de comerte).

La Organización de Naciones Unidas ha vuelto a hacernos un llamamiento. Exigen cambiar inmediatamente la forma en que administramos la tierra y producimos alimentos para detener la crisis climática. Aunque parece que las campañas de concienciación están empezando a hacer efecto en la población, todavía queda mucho por hacer.

En algunas comunidades se ha logrado reducir la cantidad de restos de comida que se desperdician. Por ejemplo, en Aragón, gracias a estas medidas promovidas por el Gobierno autonómico, se ha reducido un 12% estos desperdicios, pasando de los 165 a los 147 kilos por persona desde 2015 hasta el pasado año según los datos recogidos en esta campaña en colaboración con ECODES.

Para salvar estos alimentos nacen aplicaciones como ‘Nice To Eat You’ y ‘Too Good To Go’, que significa perfecto para llevar y que ya funcionan a nivel nacional y también en otros países del mundo a con el objetivo de acabar con el mal uso de la comida.

Se calcula que uno de cada tres alimentos próximos a su caducidad acaban en la basura. Y esto no es lo peor teniendo en cuenta que una parte de la población española se sitúa bajo el umbral de pobreza. Personas que podrían alimentarse con esta comida que termina convertida en residuos. Residuos que en muchas ocasiones no son tratados y gestionados correctamente y lo único que hacen es generar gases y partículas que contaminan el aire que respiramos.

Entonces, ¿Por qué no salvar estos alimentos? Esta es la pregunta que se hicieron los creadores ‘Nice To Eat You’ que está coordinado por 3 emprendedores de Zaragoza y Madrid y de ‘Too Good To Go».

¿Cómo funcionan estas aplicaciones?

Gabriel, uno de los responsables de ‘Nice To Eat You’  explica que es «muy sencillo» porque se trata de una «web-app» en la que «tú eliges la oferta de productos que más te interese, la reservas a través de la aplicación y lo único que tienes que hacer es ir a recoger el pedido en el horario que el comercio ha establecido». Se trata de «packs sorpresa» porque cada comercio puede introducir en el lo que quiera, dependiendo del excedente que haya tenido ese día.

En octubre, lanzarán unos «lotes solidarios» para llegar a las familias «más vulnerables» y que puedan alimentarse con estos «alimentos en perfecto estado». Ya que estos tres jóvenes emprendedores de Zaragoza y Madrid detectaron que existía una «importante necesidad» en la sociedad, la de cubrir una necesidad vital como es la alimentación, a personas con pocos recursos.

Logo ‘Nice To Eat You’. Fuente: nicetoeatyou.es

El mismo objetivo tienen los creadores de ‘Too Good To Go‘, una aplicación que ya funciona en 11 paises y que surge cuando unos jóvenes vieron en un evento que la comida que sobraba la tiraban directamente al contenedor. Carlos, responsable de prensa de la plataforma, asegura que «no comprobaron el estado de una comida que ni se había tocado» y que «podía comerse en otro momento». Aunque uno de sus objetivos a corto plazo es seguir creciendo y expandiéndose por más ciudades, su mayor reto sería «dejar de existir», porque eso significaría que han logrado el objetivo con el que nació la aplicación: acabar con el 100% del desperdicio de alimentos.

Logo ‘To Good To Go’. Fuente: toogoodtogo.es

Comercios que se unen al movimiento ‘Cero Desperdicios’

Muchas ciudades españolas ya han dicho basta y cada vez son más los comercios que se unen a la lucha por el Cero Desperdicios’. Sin embargo, algunas tiendas ya nacieron con la idea de «aprovechar el excedente y concienciar a los clientes» de la importancia de no tirar la comida. Es caso de Bio Bio, en Zaragoza, donde José Miguel, su fundador, y su familia siempre aprovechan «lo que nadie quiere». Y dice, no recuerda haber tirado un solo alimento a la basura porque hacen pedidos pequeños, crean ofertas de última ahora y regalan lo que está próximo a la caducidad a sus clientes.

Logo tienda Bio Bio Zaragoza. Fuente: biobiozaragoza.es

Además, José Miguel explica que hay que tener «cuidado» con las fechas de consumo preferente en algunos productos como la leche y los yogures porque «la mayoría de las veces se puede consumir pasados varios días de la fecha de caducidad» y siguen en buenas condiciones. «No hay que tener miedo«, concluye.

Los consumidores opinan que «merece la pena» porque «pagas menos de lo que realmente recibes», apunta Gregorio, un joven de 21 años. El único inconveniente, dice Lucía, de 23, es que «el horario de recogida es muy tarde». Porque los comercios crean sus lotes una vez saben que no se va a poder vender y esto es en las horas próximas al final de la jornada, cuando cierran.

Dar una salida a los alimentos que van directos al contenedor en lugar de al plato es posible gracias al movimiento ‘Cero Desperdicios’ que promueven estas plataformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *