El Sevilla FC, liderado por Julen Lopetegui no conoce la victoria en La Liga 22/23 y arrastra una mala racha que empezó con la eliminación del equipo hispalense en Europa League contra el West Ham United.

Mercado de fichajes del Sevilla FC

El mercado de fichajes del Sevilla FC se podría calificar como decepcionante. El mismo verano se marchan los dos jugadores que le han dado estabilidad al equipo y llegan dos recambios que no tienen experiencia en la élite.

Diego Carlos abandonaba el equipo por una cantidad cercana a los 35 M de euros rumbo a la Premier, y Jules Koundé se decantaba por el FC Barcelona, por otros  55 M.

Después de las ofertas que se rechazaron el año anterior, el buen rendimiento de ambos durante toda la temporada y la inflación que sufre a día de hoy el fútbol, parecen dos ventas precipitadas y por debajo de su valor de mercado. El director deportivo, Monchi, aseguraba que después de mantener el bloque de un equipo ganador, necesitaban vender para cuadrar las cuentas. Esto teniendo en cuenta que han conseguido entrar en Champions cada temporada.

¿Os imagináis a un equipo de la Premier League que entre frecuentemente en Champions teniendo que vender a sus estrellas en vez de comprar nuevos talentos por cifras que superan los 100 M de euros?

 Foto de Kounde y Diego Carlos con el Sevilla FC

Además, Alejandro Pozo y Luuk de Jong abandonaron el club por 3M de euros cada uno. Ocampos, Augustinsson, Rony Lopes, Óscar Rodríguez o Idrissi, en forma de cesión; y Munir de forma libre, completan el apartado de salidas. Una plantilla corta de por si, lo es más aún debido a las bajas y, como veremos las escasas altas.

Y el hecho de que el mercado no sea nada ilusionante es, más que nada, por los refuerzos. Tras ventas que superan los 90M de euros, el Sevilla no ha gastado ni un tercio de ese dinero. Marcao, defensa central brasileño procedente del Galatasaray, que además, sigue sin poder recuperarse de sus problemas crónicos de lesiones; y Nianzou, un proyecto de defensa central que no ha jugado nada en el Bayern de Múnich son los fichajes estrella. Sobre el papel, una bajada de calidad en las posiciones más importantes para Julen Lopetegui.

Isco y Alex Telles también han llegado al Sevilla FC, como agente libre y cedido respectivamente. El entrenador vasco tiene mucha fe puesta en el ex jugador del Real Madrid, donde ya le entrenó, pero en los últimos años, el mediapunta ha jugado muy poco. Telles viene de protagonizar una de las peores temporadas en la historia del Manchester United, alternándose el puesto de lateral izquierdo con Shaw.

El último día de mercado, Januzaj gratis y Dolberg cedido, han sido las últimas incorporaciones. De todos ellos se espera que recuperen su máximo nivel, se desarrollen en el club o sean un tipo de jugador que nunca han demostrado ser. Muchas preguntas y condicionantes para tan pocas certezas.

Entrenador y estilo de juego

Julen Lopetegui afronta su cuarta temporada al frente del Sevilla FC. Desde Unai Emery que el equipo hispalense no tenía un entrenador tan longevo. Pero parece ser que la idea del míster se está erosionando. El año pasado ya se vio que el método de trabajo del equipo resultó en infinidad de lesiones durante todo el año, lo que privó al Sevilla FC de poder luchar la liga hasta el final, caer en fase de grupos de la Champions y no ganar la Europa League. La intensidad que tanto caracterizaba al Sevilla de Lopetegui parece que ya no existe, que los jugadores no pueden más.

 

Un estilo de juego tan exigente para los futbolistas, y una plantilla que sigue cumpliendo años (Jesús Navas, Rakitic, Fernando, ‘Papu’ Gómez, entre otros) parece que están destinados a acabar más pronto que tarde con esta plantilla y con el cese del entrenador. Pese a todo, la directiva sigue confiando en él, y le están dando poder en el aspecto deportivo que controla Monchi.

Tras dos derrotas y un empate contra rivales, en principio ‘asequibles’, el entrenador está siendo más criticado que nunca. Si no consigue cambiar el rumbo del equipo rápidamente, Lopetegui hará las maletas para dejar paso a un nuevo proyecto. Recordemos que este bajón de rendimiento viene ya desde finales de la temporada pasada y que en pretemporada no consiguieron mejorar.

 

Foto de Lopetegui con el Sevilla FC

 

Las lesiones

 

El Sevilla FC lleva ya un par de años sufriendo muchas y muy graves lesiones durante el transcurso del año. Lamela, Fernando, Suso, En-Nesyri o Corona han estado fuera de los terrenos de juego durante varios meses. Marcao ha llegado tras perderse varios partidos en Turquía y no parece estar recuperándose durante estos meses… y así podríamos seguir con más de la mitad de la plantilla. 

La forma de jugar sin parar de correr y presionar, las pocas rotaciones y, por ende, la carga de minutos por una plantilla muy corta y la avanzada edad del núcleo duro del equipo son algunas de las principales causantes de tantas lesiones. Cuando esto es un problema tan recurrente, es posible que el azar no tenga nada que ver.

¿Es reversible a corto plazo?

Teniendo en cuenta que se ha contado con Lopetegui para la temporada 22/23 y se le ha dado un gran poder en la planificación deportiva, es posible que sea un poco apresurado dejar de contar con sus servicios nada más empezar el año. También es cierto que, al ser año de mundial (que se juega en diciembre) su sucesor podría tener una especie de pretemporada con los que no sean seleccionados para ir a Qatar.

El grupo ha demostrado que es un conjunto ganador, y el mal estado de forma sólo cambiará si se empiezan a dominar las dos áreas. Al final son los resultados los que afectan anímicamente a los jugadores en el vestuario. Pero si esos resultados no llegan, cada vez aparecerán más y más dudas.

Si los fichajes acaban encajando, el equipo puede dar un salto de calidad, y parecerse al Sevilla FC de principios del año pasado.

El objetivo no es otro que mantenerse en Champions League donde, por otra parte, les ha tocado uno de los grupos más difíciles que se recuerdan. Está claro que el Sevilla FC no ha empezado bien, y la experiencia nos dice que lo que mal empieza, mal acaba. Pero, como siempre pasa en el mundo del fútbol, los próximos resultados marcarán el devenir del equipo de cara al resto de la temporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.