Así de sencilla es la realidad: el género no es binario. Ya se sabe lo que nos enseñan en la ESO, que según si tus cromosomas son XX o XY, vas a ser mujer u hombre. Y eso, amigas, es lo que la sociedad se ha creído por reducir al máximo una información que ayudaría a muchísimas personas.

Cada día se ven con más frecuencia y con mayor voz a aquellas personas que dicen luchar por el movimiento feminista, pero que excluyen a un gran colectivo de personas, las personas trans. Estas «guerreras» (TERFs), muchas con una gran influencia en la sociedad, se ven con la capacidad de anular la identidad de todas aquellas personas cuyo género no corresponde con su sexo asignado de nacimiento. Seas mujer trans, genderfluid, persona no binaria… No quieren que formes parte del movimiento feminista.

¿No deberían de ser ellas las que se apartaran y dejaran que el movimiento feminista fuese realmente feminista? Pues, por lo visto, revisarse los privilegios no es algo que vaya con ellas.

 

El binarismo no existe

Todas tenemos que hacer un esfuerzo por desmentirlo. Gritémoslo todas a la vez: el género NO es binario. Ni siquiera el sexo biológico es binario. Hace poco se viralizó un post en IG donde pinkmantaray divulgaba esta información. Decía, a modo de resumen, que el sexo no se puede categorizar de una única forma (la cromosómica, como se enseña en la ESO), sino que hay hasta cinco componentes, desde los cromosomas hasta los genitales externos/internos, que forman parte de la definición de sexo. Y esos cinco componentes pueden funcionar de forma separada. Es decir, que por tener cromosomas XY, no necesariamente vas a desarrollar un pene.

Si esto ocurre biológicamente, ¿cómo va a atreverse nadie a defender la idea de que solo existen dos géneros? Es absurdo y reduccionista.

El género es cultural. Lo que entendemos en España difiere de otras culturas como sucede en Indonesia. Hay muchas TERFs que se agarran a eso de que «nos hemos inventado géneros» para anular nuestras identidades diversas, y es que no se dan cuenta de que el género, así como el lenguaje, muta y se adecua al desarrollo de la sociedad y a las necesidades de ésta.

A ver si es que, al final, efectivamente tienen razón y, no solo las personas de identidades diversas, sino que todas nos hemos inventado el género por eso de que es un constructo social… ¡Ay, ay!

1 pensamiento sobre “El género no es binario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *