Sara Rodríguez

Pepinera de nacimiento y criada en un pueblecito de Madrid, crecí con ganas de llevarle la contraria al mundo, quería entenderlo, mejorarlo y dejar huella en él. Aún sigo haciéndolo.